Terapia de pareja - Terapia para adultos en Palma

Terapia de pareja


Cuando decidimos iniciar un proyecto vital compartido, lo hacemos cargados de ilusión y confianza. Probablemente es la iniciativa en la que más esperanzas depositamos, y en la que estamos más dispuestos a volcar nuestros esfuerzos. ¡Todo lo que sea necesario para que funcione! Tanta voluntad y un deseo tan intenso explican por qué resulta especialmente frustrante cuando aparecen los primeros signos de desgaste. Acudir a una terapia de pareja ante esas alertas iniciales es la medida más inteligente. Hablo de inteligencia y amor, siendo muy consciente de que es una asociación que te va a resultar sorprendente.

Sí, porque para que cualquier pareja funcione hay que usar más la cabeza y dejarse llevar menos por las emociones, por chocante que te parezca. Ser conscientes de esta realidad no le resta ni un ápice de pasión y entrega a tu relación. En la terapia de pareja vas a comprobar que, solo desde el respeto y el diálogo, puede existir un verdadero compromiso. Después viene la influencia de los factores externos, el desgaste de lo cotidiano, la necesidad de adaptarse a los cambios. Pero cualquiera de esas circunstancias es salvable desde la voluntad de encontrar salidas y soluciones a los problemas.

No recurras a la terapia de pareja pensando que vas a evitar la ruptura; lo que puedo garantizarte es que vas a reconciliarte con la experiencia vivida. En una consulta psicológica, al menos en la mía, las respuestas las escribes tú. Mi papel es acompañarte y apoyarte para que las descubras.

psicologo-palma

Es la mente quien se "enamora"

Terapia de pareja - Terapia para adultos en Palma

Lejos de localizar el amor en el corazón, es nuestra mente la que involucra en el proceso de enamoramiento desde el primer momento. No nos fijamos en alguien por un inexplicable conjuro mágico, ni por una suerte de misteriosas reacciones químicas. Nos sentimos atraídos por las cualidades singulares que nos transmite una persona concreta, por la percepción que nos llega de ella como un ser único, distinto, exclusivo. Pero, además, dar el paso de traducir esa atracción en el compromiso de compartir nuestra vida es también una decisión "racional".

Y es que el amor es un acto de madurez, no una locura que nos arrastra sin que entre en juego nuestra voluntad de participar. Eso es, precisamente, lo que hace que una relación de pareja sea una aventura tan apasionante. Decidimos conscientemente involucrar a otra persona en nuestros planes más personales, le mostramos nuestro yo más íntimo y le proponemos construir un espacio compartido en el que ambos sigamos creciendo. Mediante la terapia de pareja te propongo que reconectes con ese espíritu creativo y edificante que te inspira el amor.

Terapia de pareja - Terapia para adultos en Palma

Compromiso no es sinónimo de incondicionalidad

Es el momento de poner en su justo término esa expresión de "hasta que la muerte nos separe", que se identifica como la expresión más sublime del compromiso. Realmente, es una manipulación sentimental que hace mucho daño a las relaciones de pareja. Porque de lo que se trata es de compartir y convivir desde la libertad, con el objetivo de sentirte bien. Cuando el compromiso se convierte en una atadura, lo único que genera es dolor. Con la terapia de pareja intentamos actuar antes de que lleguéis a esa etapa en la que el silencio se ha convertido en vuestra forma habitual de comunicación, precisamente porque evita que os hagáis más daño.

Que la validez de expresiones tan contundentes como la que he usado antes sea cuestionable, no significa que no sea importante que te esfuerces por darle una oportunidad a tu relación de pareja. De hecho, uno de los enfoques con los que abordaremos la terapia de pareja es el de plantear esa crisis como una oportunidad de superación y de evolución. Una vez más, el aprendizaje y la adquisición de nuevas habilidades son la mejor propuesta que puedo hacerte. Es una inversión que te enriquece a ti como persona y, por supuesto, a vuestra relación.

En la terapia de pareja, el único condicionante imprescindible es la comunicación. Tanto si acudes solo, como si son sesiones con presencia de los dos, es mediante el diálogo como podemos reestablecer la conexión que se ha perdido entre vosotros. A veces, este pequeño paso es el cambio que necesitáis para superar el bache. Y, siempre, es una manera de romper con una dinámica de comportamiento que se ha ido enquistando y afectando a la relación. Porque exponer con sinceridad cómo te sientes es avanzar en el camino de mejorar vuestra relación.

psicologo-palma

La terapia de pareja te ayuda a tomar tus propias decisiones

Terapia de pareja - Terapia para adultos en Palma

Como estás comprobando, te hablo de terapia de pareja en términos singulares, no en plural. Y es que considero imprescindible dejar claro que este es un proceso al que no siempre llegan los dos miembros de la pareja a la vez. Para mí, como terapeuta, este es un asunto circunstancial, no es mejor o peor, más completo o más eficaz, trataros a ambos o solo a uno. La idea es establecer un espacio para la reflexión y la comunicación en el que encuentres respuestas a tus necesidades.

Vivir en pareja no significa que renuncies a tu individualidad. De hecho, solo cuando hay un respeto absoluto de la autonomía de cada uno de los miembros de la pareja, esta forma de compartir nuestra experiencia vital puede funcionar. Es cierto que, si uno de los dos no se siente cómodo con la situación, la pareja no funciona. Pero eso no implica que el nivel de percepción de los problemas sea el mismo para ambos.

Una relación de pareja es un "ente" dinámico, va cambiando con el paso del tiempo y evolucionando según las experiencias vividas, igual que le ocurre a una persona. Sin embargo, los dos miembros de la relación implicados son individuos con sus propias cualidades y características. Por tanto, no tenéis porqué crecer al unísono y en la misma dirección. Como consecuencia, es más que razonable que, aunque ambos hayáis vivido lo mismo, no os haya dejado la misma huella. Por eso, en la terapia de pareja el protagonismo sigue recayendo en cada individuo y las decisiones son "tuyas", no "vuestras".