Altas capacidades - Terapia para adultos en Palma

Altas capacidades


Hablar de Psicología es hablar de cómo funciona la mente humana. Y es también, en la misma medida, hablar de emotividad, puesto que ambas son facetas imprescindibles para entender quién eres. Como psicóloga, además, reivindico el insustituible valor de la singularidad. Porque la realidad social señala a los "diferentes" y genera un sufrimiento innecesario en quien no encaja en los modelos estereotipados, incluso los perfiles que destacan positivamente. Sí, las personas con altas capacidades también se sienten a menudo desplazadas e incomprendidas. Solo desde una perspectiva que nos considere a todos seres únicos y especiales, podemos empezar a avanzar, a construir un espacio común en el que cada uno tengamos nuestro lugar propio.

Comencé a interesarme por este asunto de las altas capacidades, entre otras razones, porque es un tema demasiado silenciado. Y, cuando se aborda, suele plantearse en unos términos simplistas y rodeado de mitos ¿Quién puede tener problemas por ser demasiado inteligente? ¿Cómo es posible fracasar en vida cuando se parte con la ventaja de un cerebro privilegiado? La realidad de las personas con altas capacidades es compleja. Ser inteligente no es sinónimo de ser feliz. Pero ¡puede y debe serlo! De nuevo, se trata de saber manejar tus habilidades. Te propongo un enfoque personal, que parta de tu experiencia, en el que hablemos de cómo te sientes y, sobre todo, de qué esperas o hacia dónde quieres caminar. ¡Ser diferente para ser tú mismo y compartirlo con los demás!

psicologo-palma

¿Qué son las altas capacidades?

Altas capacidades - Terapia para adultos en Palma

A nivel teórico, está bien definido qué son las altas capacidades: básicamente, se trata de personas con un Coeficiente Intelectual de 120 en adelante. Incluso, a partir de 130, hay autores que hablan de superdotados. Se calcula que hasta un 10% de la población se encontraría en esa horquilla intelectual que va de 120 a 130, mientras que la superaría poco más del 2%. Ya ves, no sois mayoría, pero tampoco estás tan solo en tu singularidad.

Para determinar el CI existen una serie de test, como la prueba de WISC, interesante porque mide las capacidades en cuatro apartados: sabiduría, inteligencia, síntesis y creatividad. No es la única; otros test de los más utilizados son el K-ABC, para niños, o el WAIS, para adultos. En cualquier caso, este tipo de pruebas o cualquier otra debes dejarlas en manos de los psicólogos. Sé que hay cientos de páginas en internet que te animan a comprobar tu nivel de inteligencia. Perfecto si quieres usarlas como entretenimiento y para pasar el rato, pero su fiabilidad psicológica es nula. No te autodiagnosticas para las enfermedades físicas, ¡tampoco lo hagas en lo que respecta a tu salud mental!

Altas capacidades - Terapia para adultos en Palma

¿Cómo se detectan las altas capacidades?

Antes de llegar a la consulta de los terapeutas o de comentarlo con los educadores, existe un primer filtro para detectar las altas capacidades, sobre todo, cuando hablamos de niños pequeños. Las percepciones de los padres suelen ser un primer baremo, y muy orientativo para los psicólogos. Sé, por experiencia, que cuando llegáis a nuestra consulta con la duda de si vuestro hijo es un superdotado, no venís esperando una palmadita en la espalda que corrobore que vuestro hijo o hija es el más inteligente del mundo. Lo que os mueve es una preocupación por su bienestar emocional y su desarrollo académico, porque habéis detectado ciertos problemas de integración, de sociabilidad o, incluso, de bajo rendimiento escolar.

No hace falta que tu hijo saque una nota de sobresaliente en todas las asignaturas; de hecho, ya hemos señalado que no es extraño que tengan un bajo rendimiento escolar. Ya antes, en la más tierna infancia, hay ciertos rasgos que apuntan a una capacitación intelectual y emocional superior. Por ejemplo, la expresión oral es una de esas señales. Los niños que aprenden a hablar con mucha rapidez y, además, adquieren un vocabulario muy amplio para su edad.

Otras características que presentan estos niños tienen que ver con su mayor interés en estar con adultos o chavales más mayores que ellos. Se sienten más cómodos con sus conversaciones, entre otras razones porque quieren conocer el mundo que les rodea, se hacen preguntas sobre el porqué de las cosas y reflexionan sobre la información que reciben. Además, empiezan precozmente a ser autónomos e independientes respecto a sus hábitos por propia iniciativa (ducharse solos, vestirse, hacerse la mochila…).

Todas estas intuiciones son solo una muestra resumida de algunas de las situaciones representativas de un niño superdotado, y siempre pensando que cada persona es un universo único. Las altas capacidades se presentan con tanta variedad como perfiles individuales. Deja que te ayudemos a descifrar el porqué de lo que te sucede o lo que percibes en tu hijo. Debemos potenciar juntos la individualidad, esa es la clave.

psicologo-palma

¿Un superdotado nace, o se hace?

Altas capacidades - Terapia para adultos en Palma

Me gusta pensar que cada uno de nosotros escondemos un pequeño superdotado en nuestro interior, tenemos alguna cualidad en la que destacamos o una habilidad en la que somos especialmente buenos. Pero, si nos centramos en lo que son las altas capacidades de forma objetiva, lo cierto es que se ha demostrado que hay una carga genética hereditaria que determina la inteligencia de cada persona. Es decir, que sí nacemos con una predisposición intelectual.

Aunque esa relación entre altas capacidades y genética no es tan directa, ni tan concreta. Son múltiples factores los que deben confluir para que esa dotación intelectual se desarrolle en todo su potencial. Mozart era un superdotado sí, pero ¿disfrutaríamos de su música si no hubiera tenido un padre violinista que le sentó al piano a los 3 años y le llevaba de gira a los 6? Es decir, solo se pueden desarrollar las altas capacidades si se le dan al individuo las herramientas que le permitan esa evolución.

Por eso es importante detectar esta cualidad cuanto antes. El entorno familiar y social juega un papel más determinante que los genes en nuestra evolución personal, también en lo que respecta a nuestra inteligencia y desarrollo emocional. Dar salida a sus inquietudes, permitirles desplegar su curiosidad, o dejar que evolucionen progresivamente en su autosuficiencia son algunos de los aspectos en los que podemos orientarte los psicólogos. ¡Porque se trata de atender todas sus facetas como persona, la intelectual, la sentimental y la social!

Altas capacidades - Terapia para adultos en Palma

¿Solo altas capacidades intelectuales?

No, rotundamente la respuesta a esta cuestión es negativa. Las personas con altas capacidades no son solo un "cerebrito superdotado". Son altamente emotivas, más empáticas de lo habitual, y con un elevado sentido de la justicia. En general, son un poco "más" para todo, más activas, más sociables, más intensas, más curiosas, más preocupadas… Precisamente, es su sensibilidad y esa intensidad con la que lo viven todo, una de las circunstancias que les pueden conducir al aislamiento y la tristeza. Su cerebro procesa tan deprisa, que parece que la vida va demasiado lenta.

Pero, más allá de una persona con altas capacidades, lo que tenemos siempre delante es un ser individual exclusivo. Algunos de estos perfiles responden a personalidades introvertidas, otros destacan por su papel de liderazgo. Los hay con un sesgo más agresivo, que encajan mal las críticas. Otros muestran una hipersensibilidad que enmascaran con una actitud distante, incluso despectiva. Cierto, esta singularidad intelectual se define por una serie de características generales. Pero cada persona las modela según el prisma de su propia realidad y de su naturaleza única. ¡La mejor forma de apoyarles es a partir del respeto de su unicidad!

psicologo-palma

El mito de genio incomprendido

Altas capacidades - Terapia para adultos en Palma

Ser una persona con altas capacidades no debe conducirte a la soledad, al aislamiento, a la frustración. Al contrario, tomar conciencia de tus cualidades es el primer paso para empezar a construir tu historia personal. Sé tú mismo para que los demás puedan conocerte y disfrutarte. Aprender a modular la intensidad con la que vives todo, utilizar esa capacidad empática para ponerte en la piel del otro y trabajar la autocrítica positiva son tres ejemplos de habilidades de las que ya dispones, y que pueden contribuir a mejorar tu bienestar mental y emocional.

No siempre es necesario intervenir en los casos de altas capacidades. No más de lo que sucede con cualquier persona. Desde luego, no es esa la idea que querría trasmitirte. Si te resulta interesante la perspectiva de profundizar en tus habilidades, si quieres descubrir otras formas de gestionar tus emociones o, simplemente, tienes curiosidad por indagar en otras vías respecto a tu crecimiento personal, la nuestra puede ser una relación muy fructífera.

Pero lo importante es que sepas que tu condición especial no implica distanciamiento social, incomprensión o inadaptación. Es más, tu lucidez, tu búsqueda de respuestas y esa sensibilidad que te permite comprender al otro son un enriquecedor bagaje que todos estamos deseando compartir contigo. El aprendizaje compartido es, una vez más, el instrumento más útil con el que contamos.

Altas capacidades - Terapia para adultos en Palma

¿Son inevitables los problemas de conducta?

Las personas con altas capacidades no son un grupo homogéneo, todo lo contrario. Es un colectivo con tantos matices como individuos lo componen. Una riqueza que no puede perderse con generalidades o tópicos, por desgracia, demasiado extendidos. Sobre todo, es preocupante si inducen a los padres a una predisposición rígida a la hora de entender cómo son sus hijos. Si le confirman el diagnóstico de altas capacidades, no te sumas en la preocupación desde el minuto cero. ¡Tu hijo o hija no están abocados al sufrimiento! Ni siquiera a tener una infancia o adolescencia más infeliz que el resto. Solo reclaman de ti atención para actuar si se presenta alguna señal de alerta. Igual, por cierto, que ocurre con cualquier padre o madre respecto de todos sus hijos.

Partiendo de esta normalidad, sí es conveniente que conozcas cuáles son los principales cuadros de conflicto que presentan este tipo de menores. Unas disfunciones que, cuando surgen, suele ser como consecuencia del desajuste que se produce entre su esfera intelectual, más madura, y su esfera emocional o social, que sí se suelen corresponder con la propia de su edad. Es fácil entender la frustración y aburrimiento que les produce tener que mantenerse en un nivel educativo ajustado a sus años, pero que su cerebro ha superado hace mucho. No pueden mostrar ningún interés, al contrario, son habituales las conductas dispersas y la falta de concentración.

El sistema educativo y legal no está montado para reconocer y satisfacer las peculiaridades de los niños con necesidades especiales. Ni las de los que presentan disfunciones, trastornos o minusvalías. Ni, tampoco, las de los niños altamente cualificados. No, tu hijo no es un maleducado por corregir al profesor; probablemente es que sabe más que él, al menos sobre ese asunto. Entre todos tenemos que encontrar mecanismos que no coarten su desarrollo intelectual y que, simultáneamente, les permitan integrarse socialmente sintiendo que son aceptados con sus diferencias.

psicologo-palma

Convivir con una persona con altas capacidades

Altas capacidades - Terapia para adultos en Palma

Padres, hermanos, parejas… Compartir tu vida con un "superdotado" es una experiencia increíble, pero no exenta de ciertas dificultades. Por eso, cuando atendemos un caso de altas capacidades, es imprescindible que una parte del apoyo psicológico que os proponemos vaya también enfocado a daros herramientas para comprender y disfrutar de esa relación tan especial. ¡Ellos serán más felices si vosotros también os sentís mejor!

En el fondo, no hay una fórmula mágica muy distinta de la que funciona en cualquier relación que se plantea entre personas. Diálogo desde el respeto a lo diferente, flexibilidad para adaptarnos los unos a las peculiaridades de los otros, y voluntad de compartir un proyecto común desde la individualidad. Da igual que hablemos de compañeros de trabajo, de familia o de tu pareja.

En los supuestos en los que trabajamos con niños, es más habitual que la intervención sea necesaria para analizar la dinámica familiar, entender los distintos enfoques de cada uno de los miembros y, entre todos, modificar aquellos aspectos que generan desencuentros. Sin olvidar que una de las claves para el completo desarrollo de un menor con altas capacidades descansa en el entorno académico. Encontrar y mantener espacios de comunicación permanentes entre el terapeuta, los padres y los educadores es no solo deseable, sino imprescindible.