Mindfulness - Psicóloga en Palma de Mallorca

Mindfulness


Considero que una parte esencial de mi labor como psicóloga pasa por normalizar la asistencia a nuestras consultas y dar visibilidad a esa otra faceta de nuestro trabajo que no es exclusivamente terapéutica. Propuestas como el Mindfulness o Terapia de Atención Plena son un claro ejemplo de lo que intento transmitirte. Apuesto por una Psicología cuyo eje de interés es el bienestar y el crecimiento personal, superando retos individuales y desmontando ideas preconcebidas. En esta línea de trabajo, merece la pena que exploremos cualquier instrumento que facilite la introspección y te devuelva la capacidad de diálogo contigo mismo.

El Mindfulness es una propuesta muy pragmática, especialmente pensada para atenuar el estrés, mejorar el autocontrol y desarrollar nuestra capacidad de resiliencia. Viene, en cierta medida, a desmontar esa idea de las personas "multitarea", sobrevalorada de nuestras sociedades modernas. ¿Quién no se visualiza preparando la cena, mientras atiende los deberes de su hijo, repasa ese incidente que ha tenido con su jefe y está planificando su agenda del día siguiente? ¿Realmente estás atendiendo a alguna de esas actividades?

Aunque nuestra mente es un instrumento privilegiado, no tiene la habilidad de atender con toda su capacidad a tanta actividad simultánea. Y a ti se te escapa el placer de disfrutar, de ser consciente de esas experiencias. Al final, pasar por encima de tu vida casi como un autómata, sin sentirte protagonista, acaba dejando secuelas en tu estado anímico. El Mindfulness te proporciona herramientas para que recuperes el control y, sobre todo, para que tomes conciencia de cada momento. ¡Tienes una vida única que disfrutar, no te pierdas ni un minuto!

psicologo-palma

Mindfulness, plena consciencia sin obsesiones

Mindfulness - Psicóloga en Palma de Mallorca

Como cualquier nueva propuesta, el Mindfulness cuenta con defensores y con detractores. Es lógico, entre otras razones porque existe todavía cierta confusión sobre lo que representa realmente esta opción terapéutica. Para empezar, aunque tiene una evidente relación con la meditación, hay que señalar que no es lo mismo. Sí se utilizan ejercicios y técnicas de meditación, pero no son la finalidad, sino un instrumento para mejorar nuestra capacidad de atender y poner interés en lo que hacemos.

Sin embargo, el gran "pero" que se atribuye al Mindfulness no es ese, identificarlo al milímetro con las tradiciones del pensamiento oriental. Entre otras razones porque es una meditación diferente, por así decirlo occidentalizada y orientada hacia una meta bien definida. La duda más insistente que se le hace desde el ámbito de la psicoterapia es el temor a que se generalice una especie de resignación pasiva en quienes la practican. Una preocupación que se basa en uno de los principios del Mindfulness, que promueve que aceptes aquello que estás viviendo.

Es cierto que, en el punto de partida de esta corriente, está la idea de que no te recrees u obsesiones ante situaciones, como una pérdida, esa enfermedad o ese problema externo, porque no está en tus manos evitarlas. Pero sí puedes darte cuenta de cómo estás reaccionando, y esa toma de conciencia te ayuda a convivir con esa experiencia de forma honesta, a la vez que sencilla. O sea que, lejos de proponerte una resignación empobrecedora, te invita a transformar desde la conciencia ese papel de víctima por el de protagonista de tu historia. Un proceso de aprendizaje, una vez más, enriquecedor para tu crecimiento personal.

Mindfulness - Psicóloga en Palma de Mallorca

El presente, protagonista absoluto para el Mindfulness

Todas las personas somos producto de una evolución en la que han ido dejando su huella las distintas experiencias que hemos vivido. Para quienes estudiamos el comportamiento y el funcionamiento de la mente cada etapa vital, cada momento que vives es igual de importante. Pero lo cierto es que las distintas escuelas psicológicas han puesto el foco de atención en la influencia de algunos aspectos concretos.

Es indiscutible que Freud y el psicoanálisis encuentran la respuesta de muchos trastornos emocionales o mentales en las experiencias pasadas, mientras la psicodinámica fija su atención en el presente. Por su parte, a la terapia Conductual no le importan tanto las razones profundas de un comportamiento como que puedas reconocer y reforzar las conductas positivas y que te hacen sentir mejor. Son solo algunos ejemplos de las distintas líneas de intervenciones que se proponen desde la psicoterapia. Ninguna más válida, ninguna mejor. Es el conjunto de posibilidades que nos ofrecen lo que resulta verdaderamente interesante.

Por su parte, el Mindfulness se centra en reivindicar la necesidad de "estar en el presente". Utilizo esa expresión porque es la que marca la diferencia con otras terapias o enfoques. Aquí se trata de que te concentres en el momento preciso, mientras lo estás viviendo, con una actitud de interés, aceptación y curiosidad. Su intención esencial es que conectes con lo que estás haciendo, que tu mente no se pierda en otros pensamientos pasados o futuros, sino que tu conciencia se acompase con tus acciones.

psicologo-palma

Empieza por disfrutar de una vida slow

Mindfulness - Psicóloga en Palma de Mallorca

El Mindfulness es un conjunto de técnicas, como ya he comentado relacionadas con la capacidad de concentración y de introspección en tu interior. Pero, es más. Se sustenta en una filosofía de vida que pone en valor asuntos tan básicos como recuperar el control de tu tiempo o no dejarte arrastrar por la vorágine de una actividad tan desenfrenada como vacía de contenido. Te ayuda a concentrarte en el momento presente y a tomar conciencia de lo que vives.

Este planteamiento encaja a la perfección con una corriente que está calando en más y más personas, la del estilo de vida slow. Seguro que has oído esta expresión relacionada con gastronomía (slow food), la moda (slow fashion) o, incluso, con un nuevo concepto de ciudades (slow cities). Todas estas expresiones tienen un trasfondo común, el de una nueva forma de vivir para retomar el placer de saborear cada una de nuestras acciones, cada momento y cada pensamiento.

La íntima relación entre Mindfulness y vida slow es evidente. Y, como ves, van mucho más allá de una terapia concreta o una moda pasajera. Desde luego, son ideas y planteamientos vitales que podemos compartir en nuestros encuentros. No existe una pauta exclusiva para iniciarnos en este camino por recuperar la conciencia sobre quiénes somos y lo que hacemos. Estoy convencida de que encontraremos una herramienta que te permita incorporar ese control a tu proyecto vital.